1-800-920-5351

Abogados de Quiebra de Pequeños Negocios en Folsom

A pesar del arduo trabajo, esfuerzos diligentes, y un plan de negocio bien desarrollado, no todos los proyectos empresariales resultan en un éxito comercial significativo. En algunos casos, las decisiones bien intencionadas simplemente no marchan según lo planeado y una compañía podría incurrir en responsabilidad y deudas significativas. En otras circunstancias, los reveses en el posicionamiento en el mercado podrían hacer de una oferta favorable, una económicamente impracticable. Cualquiera que sea el caso, su negocio puede haber tenido deudas significativas y falta de medios financieros para servir a dicha deuda, mientras conduce las operaciones del negocio.

Nuestro Grupo de Quiebras cuenta con una oficina legal en Folsom y puede asistir a su negocio en el área de Folsom en la búsqueda de soluciones a sus situaciones de deuda. Aunque siempre procedemos metódicamente y estratégicamente, considerando primero soluciones alternativas a la quiebra, la quiebra si se presenta frecuentemente como una opción viable para reorganizar o calmar las operaciones de negocio.

Negociación de Deudas Para Su Negocio

En muchas ocasiones, los acreedores están dispuestos a hacerse “los fuertes”, y podrían rehusarse a trabajar con su compañía sobre deudas existentes. Puede tomar un evento drástico para reiniciar expectativas y el proceso, y traer a la otra parte a la mesa. Es común que un abogado dentro del proceso pueda lograr que los acreedores se retiren de sus posiciones atrincheradas. En una quiebra, el acreedor podría recibir solo centavos por dólar. Por tanto, pueden estar más dispuestos a perdonar cierta deuda o permitir modificaciones de préstamo que liberan el flujo de efectivo de manera que su negocio pueda volver a reanudar sus operaciones.

Quiebra para Pequeños Negocios de Propiedad Individual

Muchos contratistas u otros dueños de pequeños negocios dependen de la estructura básica de una propiedad individual (dueño único). Esto no protege a los bienes personales de la responsabilidad del negocio; por lo tanto, cualquier quiebra involucrando a un propietario individual también es considerada como una quiebra personal. Si está considerando una quiebra como dueño de un negocio de propiedad individual, usted puede presentar un Capítulo 7, Capítulo 11, o Capítulo 13 dependiendo de sus deudas, bienes, y metas en cuanto a la quiebra.

Quiebra Para Sociedades Insolventes

La quiebra para las sociedades pueden tener ciertas similitudes a una quiebra de un dueño individual porque la sociedad no necesariamente protege sus bienes personales de ser utilizadas para satisfacer las responsabilidades del negocio. Los socios generales, individuo o individuos que son dueños y corren la sociedad, no reciben protección de bienes y son por tanto personalmente responsables por las deudas de la sociedad. En contraste, los socios limitados – individuos que invierten en la compañía pero que no están involucrados con las operaciones – típicamente no son responsables por las deudas del negocio a menos que de manera explícita hayan tomado acción asumiendo la responsabilidad.

Quiebra para Sociedades de Responsabilidad Limitada (LLP), Corporaciones Profesionales (PC), y Compañías de Responsabilidad Limitada (LLC)

Aunque las sociedades y las sociedades de responsabilidad limitada pueden sonar familiares, existen distinciones legales importantes entre ambas. Generalmente una sociedad no provee protección y separación de bienes y responsabilidades personales y de negocio, pero una LLP sí. Desafortunadamente, las LLP están limitadas a profesionales como abogados, arquitectos, y contadores públicos. Otros profesionales podrían ser capaces de utilizar una Corporación Profesional (PC) para obtener beneficios similares.

Una PC y una LLP pueden proteger a los profesionales de incurrir en responsabilidad personal por deudas de negocio. Una quiebra con toda probabilidad podría afectar solo a la entidad profesional y no impactaría las finanzas personales de uno. Sin embargo, los acreedores podrían intentar imponer responsabilidad personal por deudas si usted personalmente aseguró un préstamos, incurrió en impericia profesional, o cometió un acto culposo intencional. Un impacto similar ocurre cuando el negocio es organizado como un LLC.

Un Capítulo 7 de quiebra para negocio está diseñado para liquidar la compañía y compensar a los acreedores para extender los bienes de la entidad. Las exenciones de quiebra no están disponibles en la presentación de un Capítulo 7 para estos negocios, aun así proveen para un proceso ordenado que es supervisado por una corte.

Si usted prefiere continuar con las operaciones del negocio, un Capítulo 11 de quiebra podría ser más apropiado. Provisto que el negocio cuente con suficientes bienes para reorganizar, un Capítulo 11 podría ser una opción viable. Desafortunadamente, en muchos casos los pequeños negocios simplemente no tiene los recursos para reorganizarse exitosamente. Sin embargo, usted podría re abrir un negocio sustancialmente similar siguiendo la liquidación de un Capítulo 7 de quiebra. Nosotros podemos ayudarle a seleccionar la estrategia que con mayor probabilidad liberará su negocio de las obligaciones de deuda, y que permitirán que pueda regresar al trabajo que ama.

Trabaje con Abogados de Quiebra de Pequeños Negocios de Folsom

Nuestro Grupo de Quiebras se enorgullece de servir a negocios en Folsom y áreas circundantes. Comprendemos las dificultades que las compañías enfrentan en el mundo de hoy, y nos dedicamos a proveer a los negociantes las oportunidades para un nuevo comienzo. Para programar una consulta confidencial de quiebra con nuestro equipo legal, llame al 1-800-920-5313 o contáctenos en línea.

  • Obtenga una Consulta Gratuita

  • 1-800-920-5351

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.